Amigos

martes, noviembre 14, 2017

Estrechez

No hay adioses para los amores que hemos parido con el alma. 
Las letras, seguiran siendo para muchos, un refugio, una pequeña guarida.
Los vacios, se llenan con afectos.
En la pizarra del alma, quedan suspendidos los trazos fugitivos del nosotros.
Los simulacros...
Que alguna vez soñamos.
A imagen de nosotros, el cosmos estallara-
Para Siempre en su frenetico Big Bang 
D







Cómo
 En los bordes de un cristal...
Se crispan
Nuestros cuerpos
Detrás

De los espejo de la memoria.


Y no se...
Si es solo un diminuto instante
O la fuga

 Tras los pliegues
De los sentimientos.


Hoy el sonido

de las olas
me regala una nota.
Perdura

ahí...
En lo intangible.





miércoles, julio 12, 2017

Sobre el filo de la noche



Sobre el filo de la inmensa madrugada
Con su traje sin piel
Desnuda
Este ocaso, moldea los sueños 

Con su mano,
entreteje las heridas…
Y teje
Y teje
Tela nocturna
Agua de mar. 

Su brazo riega los parpados del agua
Y ahí abriga el alma.
Territorio sin límites
Sin señales. 


Los sueños…
Son como el asfalto negro
Con las orillas 

esquirladas 

Hoy tu olor huele a azufre
A charco estancado. 

Huérfanos mueren...
En la última morada de la eternidad



Estare un tiempo fuera Un abrazo enorme

sábado, julio 08, 2017

Vértice profano.





Hay un aroma que resbala
Suntuoso bajo el cuello
Los pechos se levantan.
Las bocas se muerden
El sudor cae lento como gota dispersa…
Entonces tu cuerpo se arquea.
Te derrumbas sobre el mío
Aunque solo hables en lenguas …
Jadea, jadea, jadea

@D








Limite pagano
Tu vértice...
profano.
La mirada no alcanza
El infinito
de tu cuerpo.
Rebotan los sentidos

Como un tacto peregrino
De tus labios
A tus pechos.
De tu ombligo
A tus piernas 

Un alarido suave
Nace de la garganta
Y muero en el abismo 

De tu vientre
Te llevas el mundo
Conmigo a cuestas.
Prendido al pecho

Aún sigue…
Intacto el latido




 

viernes, julio 07, 2017

En la premura de tu vientre



...el grito del vigía nos exalta,
 corremos juntos hasta que la cresta
 de la ola cenital nos arrebata
 en una interminable ceremonia de espumas-
Cortazar



Las mareas me llevan siempre
A la espesura de tu espuma.
Tu silueta dibujada entre las sabanas
Esperando la eclosión.
Nos basta entonces,
Un suspiro




Transformarnos en muñecos de mazapán
A la espera continua de la humedad.
Detenidos en deseo
Tormenta y marejada.
Un beso circular
a tu vulva caliente
Salitre
entre mis labios.
Brotas en marejadas
Tus manos entonces
tiemblan sobre mi vientre
Invitas al estallido
Maúlla el lobo
que habita entre mis piernas
Y tu cavidad
Se hace cobijo



Somos
Fuego sagrado
donde bailan los cuerpos
Polvo y arena
Despiden los cuerpos en estrellas
En la resaca de una copa
Llamada deseo